Churrasco

9.20 * IVA incluido

El churrasco es un trozo de carne vacuna o de pollo, generalmente delgado, cocido sobre una plancha, a las brasas o directamente sobre las llamas. De origen español, el churrasco aparece ya citado en documentos del siglo XV, traspasado al nuevo mundo como una forma de preparación de la carne muy común en todo el Río de la Plata. En España es muy popular en Galicia, introducido en Argentina y Uruguay por emigrantes gallegos. También es típico de Portugal

El precio es por Kilo. Nos pondremos en contacto con usted para adaptar la cantidad a sus requerimientos.
Recogida en tienda. Próximamente a domicilio.

Categoría: Etiquetas: , , ,

 

Churrasco para asado y mucho más

Siempre es complejo situar el origen de los alimentos en un espacio temporal y físico. ¿Cómo vamos a saber de dónde viene el churrasco si ni siquiera nos ponemos de acuerdo en si fue antes el huevo o la gallina? No obstante, son muchos los que intentan arrojar algo de luz sobre el churrasco y lo sitúan en España allá por el siglo XV. Finalizando la Baja Edad Media, existen documentos que recogen información sobre este tipo de carne. Un origen sorprendente, ya que muchos lo situarían en otras zonas del mundo. ¿Dónde? Por ejemplo, en Sudamérica, donde es prácticamente una religión en zonas como Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, Paraguay, Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia.

Parece ser que, con el descubrimiento del Nuevo Mundo, los españoles llevaron los churrascos a aquellas tierras y se popularizó su uso. Por ejemplo, hoy en día los argentinos llaman churrasco a prácticamente todas las carnes que pueden ir en un asado típico. En general, en Sudamérica se conoce como churrasco al asado de tira.

Conociendo el churrasco

Entonces, ¿qué es el churrasco? En España se denomina así a la pieza de la falda de ternera cortada transversalmente. Sin seguir la forma de la costilla. Con un grosor aproximado de uno o dos centímetros. En Sudamérica el grosor es bastante mayor, pudiendo alcanzar hasta los ocho centímetros.

Se trata de una buena alternativa a carnes más caras. El churrasco está considerado como una carne de segunda calidad, pero muy demandada por su sabor. Ligeramente más duro que otras zonas de la ternera, pero cuya grasita y la presencia del hueso le dan un punto a su favor para que resulte delicioso en el paladar. En España lo usual es que la carne de churrasco provenga de terneras de un año y que venga en piezas enteras, que el carnicero te corta con la sierra al momento.

 

Vamos a cocinar el churrasco

Si viajas a Sudamérica y pides churrasco será casi una herejía acompañarlo de salsa, ya que habitualmente solo lleva un poco de sal gruesa. Sin más añadidos, aunque a veces es normal que se le eche un chorreón de aceite de oliva por encima al finalizar su asado. Esto ocurre sobre todo cuando existen antecedentes italianos en la familia que prepara la receta.

Si solo le añadimos sal, esta debe ir al principio, al contrario que lo que ocurre con otras carnes. Así esta se infiltrará bien y hará un buen tándem con la grasa y el hueso. Si podemos elegir, siempre mejor el corte de la hembra, cuya grasa es de mayor calidad. Respecto a si viene bien hacerlo a la brasa o a la plancha, siempre es preferible la primera opción. En la brasa la carne respira y en la plancha no.

El truco para que salga el churrasco perfecto a la brasa consiste en sacar la carne de la nevera unas horas antes de su preparación. Si quieres darle un toque de sabor, hay que ponerle sal por ambos lados desde la noche anterior y dejarla reposar. Incluso hay quienes la dejan en remojo en cerveza durante un día. Para gustos, colores.

El tiempo de cocción varía en función del comensal. Para cortes gruesos, hay que poner la pieza por el lado de la carne unos dos o tres minutos a fuego bien fuerte.

Con esto conseguiremos sellarla. Luego bajaremos la fuerza del fuego y pondremos la pieza por el lado del hueso para que se haga poco a poco. Así evitarás que te quede seco el churrasco. Y, por supuesto, nunca pinches la carne mientras la cocinas. Si lo haces estarás dejando escapar el jugo de su interior.

Cómo nos gusta un buen fin de semana y una barbacoa con amigos y familia, ¿no? Pues ya sabes, después de esto toca meter un poco de churrasco en la próxima que organices. Ven a vadecarne y compra una carne jugosita y deliciosa. Vuelva y vuelta y ¡a comer!

Aviso:

Este precio es por kilo. una vez realizado el pedido nos pondremos en contacto con usted para ajustar el peso solicitado y el precio, acorde a sus necesidades o preferencias. Puede llamarnos ahora al 931 56 35 04

Todavía no hay comentarios.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden dejar un comentario.